España 8 min

Todo lo que debes saber sobre las prestaciones laborales en España

Escrito por Preston Wickersham
18 de junio de 2021
Preston Wickersham

Compartir

share to linkedInshare to Twittershare to Facebook
Link copied
to clipboard

Contratar a empleados en otros países puede ser complicado y gestionar las prestaciones de los empleados de fuera de tu país de origen conforme a la legalidad puede ser un reto considerable. En España, las prestaciones de los empleados incluyen derechos a una serie de permisos y otras disposiciones más específicas.

La ley laboral española contempla el salario mínimo, los permisos de maternidad y paternidad, el tiempo libre remunerado, las horas extraordinarias, las enfermedades y la seguridad social.

En esta guía, te explicamos cuáles son las prestaciones obligatorias que debes proporcionar, además de algunas prestaciones adicionales que puedes ofrecer para que tu empresa juegue con ventaja a la hora de captar y retener al mejor talento en España.

¿Quién tiene derecho a las diferentes prestaciones en España?

En general, la normativa laboral española establece que los trabajadores fijos y temporales tienen derecho a las mismas prestaciones, según el estatuto de los trabajadores. Los trabajadores por cuenta propia (autónomos) no tienen derecho a prestaciones en España.

Descarga la guía de prestaciones globales y capta a los mejores talentos del mundo

Los expertos en RR. HH. de Remote comparten consejos prácticos para crear un programa de prestaciones localmente relevante y globalmente compatible que te ayude a captar y retener a los mejores talentos del mundo.

Prestaciones reglamentarias y comunes de los empleados en España

A partir del desglose anterior, puedes hacerte una idea de los criterios que deben cumplir los empleados para tener derecho a las prestaciones. Estas son las prestaciones legales y comunes que deberás ofrecer a tus empleados en España.

Vacaciones y permisos en España

Los trabajadores españoles tienen garantizado un mínimo de 22 días laborables de vacaciones al año, lo que equivale a 30 días naturales. Estas vacaciones pueden repartirse en distintos momentos del año, siempre que cada período sea de, al menos, dos semanas. Ten en cuenta que el derecho a vacaciones en España no puede sustituirse por una compensación económica, por lo que deberás instar a los empleados a que disfruten de su tiempo libre remunerado cuando se vaya acumulando.

Además del derecho a un mes de vacaciones, la normativa laboral española reconoce los días festivos nacionales, autonómicos y locales como tiempo libre retribuido obligatorio para los empleados. España celebra 10 días festivos nacionales, y entre 20 y 30 días festivos autonómicos y locales, dependiendo de la localidad.

Durante su tiempo libre remunerado, los empleados tienen derecho a su salario normal y a cualquier prestación que les correspondería si estuvieran trabajando, como el seguro médico y de vida, los vehículos de empresa, etc.

Aunque las empresas no pueden pagar a los empleados en vez de darles tiempo libre, hay alternativas. Las vacaciones pueden aplazarse para disfrutarlas más adelante. Esto puede venirte bien si tu empleado afincado en España es indispensable en un momento dado y acepta renunciar al derecho a vacaciones hasta más adelante. Sin embargo, las vacaciones no se pueden retrasar indefinidamente.

Baja de maternidad en España

Las trabajadoras embarazadas tienen garantizadas 16 semanas de baja por maternidad, que comienza inmediatamente después del parto y aumenta en dos semanas por cada hijo adicional que nazca, en caso de parto múltiple o de complicaciones médicas asociadas al embarazo y al parto. Suponiendo que no haya complicaciones, una empleada que dé a luz trillizos tendría derecho a 20 semanas de baja laboral.

Además de las 16 semanas obligatorias, las empleadas pueden solicitar más tiempo libre si lo prescribe el médico.

En algunos casos, las trabajadoras que estén de baja por maternidad también tienen derecho a prestaciones de la seguridad social. La trabajadora debe haber trabajado durante un período mínimo de carencia para tener derecho a estas prestaciones, según la edad:

  • Las trabajadoras menores de 21 años no tienen período de carencia: las prestaciones se hacen efectivas en el momento de la contratación.

  • Las trabajadoras de entre 21 y 26 años tienen un período de carencia de 90 días de trabajo remunerado durante los últimos siete años. Por otra parte, las trabajadoras que hayan tenido un total de 180 días de empleo remunerado a lo largo de su vida siguen teniendo derecho a las prestaciones.

  • Las trabajadoras mayores de 26 años tienen un período de carencia de 180 días de trabajo remunerado en los últimos siete años. Las prestaciones también se aplican si la empleada en cuestión ha tenido un total de 360 días de empleo remunerado desde que accedió al mercado laboral.

Baja de paternidad y para la pareja en España

La pareja de la madre de un recién nacido tiene derecho a dos días laborables de ausencia retribuida, con efecto inmediatamente después del nacimiento. Aparte, tiene derecho a 13 días de permiso de paternidad, que aumenta en dos días por cada hijo adicional. El progenitor en cuestión tiene derecho a las prestaciones de la seguridad social siempre que haya tenido 180 días de trabajo remunerado en los siete años anteriores.

Las prestaciones de la seguridad social de ambos progenitores corresponden al 100 % de sus respectivos ingresos. La ley española permite que los padres de parejas LGBT y los padres adoptivos se acojan al permiso.

Salario mínimo en España

Los trabajadores españoles tienen derecho a un salario mínimo de 1108,30 € al mes. El salario mínimo también debe incluir prestaciones como vales de comida, seguro médico y vehículos de empresa (para los empleados que cumplan los requisitos), todo a cargo de la empresa contratante, además del salario base.

Horas extraordinarias

Las leyes laborales españolas estipulan que los empleados solo deben trabajar 40 horas semanales. Las horas extraordinarias están permitidas si no superan el límite de 80 horas a lo largo de un año, pero tienen que pagarse, al menos, un 50 % más caras del valor de la hora normal o compensarse con tiempo libre retribuido en función de ese mismo aumento.

Tanto la empresa como el empleado tienen la obligación de llevar un registro de las horas extraordinarias trabajadas para garantizar una remuneración justa.

Seguro

La ley laboral española obliga a las empresas a garantizar el seguro médico de los trabajadores. En España, es obligatoria la afiliación a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), el organismo del Gobierno que regula las prestaciones de la Seguridad Social. Normalmente, la cotización a la Seguridad Social es del 28,3 % del salario de un trabajador, de la cual la empresa está obligada a pagar el 23,6 %, mientras que el trabajador aporta el 4,7 % restante.

Baja por enfermedad en España

En España, los trabajadores tienen garantizadas las prestaciones por enfermedad en virtud de lo dispuesto en la normativa laboral española, pero no tienen derecho a percibir ningún subsidio después de los tres primeros días en que se les diagnostica una enfermedad común. A partir del cuarto día, la empresa debe abonar las prestaciones por enfermedad hasta el decimoquinto día, cuando los pagos efectuados al empleado enfermo pueden cargarse a la Seguridad Social, siempre que dicho empleado esté dado de alta.

Después de 365 días de abonar prestaciones por enfermedad a un empleado (y de percibir reembolsos por los pagos a la Seguridad Social), su prestación por enfermedad la paga directamente la Seguridad Social.

Las cotizaciones a la Seguridad Social varían en función del salario del trabajador y de su puesto en la empresa. No es raro que las empresas igualen las prestaciones por enfermedad de un trabajador a su salario normal.

Pensiones españolas

España tiene una de las pensiones más altas del mundo, en la que el Gobierno paga en torno al 80 % del último salario bruto anual del trabajador antes de jubilarse.

Las empresas no siempre están obligadas a ofrecer pensión de jubilación, pero muchas optan por hacerlo para atraer a los mejores talentos.

El objetivo de los planes de pensiones complementarios es proporcionar unos ingresos totales de jubilación (incluidas las prestaciones de la Seguridad Social) de entre el 60 % y el 80 % del salario final. Las pensiones suelen ser un porcentaje de los ingresos, independientemente del servicio prestado.

Si se tiene en cuenta el servicio, la pensión máxima acumulada tras un número determinado de años (normalmente, 20 o más) y el porcentaje anual de pensión acreditado por cada año de servicio es del 1,5 % al 2 % de los ingresos.

La pensión máxima (incluida la seguridad social) oscila entre el 60 % y el 80 % del salario final tras una carrera completa en una empresa.

Sueldo de los meses 13 y 14

Además del salario base, los trabajadores españoles tienen derecho a pagas extraordinarias. Estas pagas suelen abonarse en verano y por Navidad, y cada una asciende a 1/14 del salario anual total del trabajador.

Cómo fijar y gestionar las prestaciones en España

Ofrecer prestaciones a tus empleados en España puede ser complicado sin un plan operativo específico. De normal, tienes dos opciones.

En primer lugar, podrías crear tu propia entidad jurídica en España para contratar legalmente a trabajadores en el país, pero, para proporcionarles prestaciones internamente, deberías encontrar proveedores locales de prestaciones como suscripciones a gimnasios, pensiones y sanidad.

Crear una entidad propia puede ser caro, y gestionar varios proveedores de prestaciones puede ser muy largo, caro y poco eficaz. Es la opción más adecuada para empresas con un equipo considerable de empleados a largo plazo en el país, lo cual justificaría la inversión y el compromiso continuos.

Por otra parte, la opción más sencilla y adaptable es trabajar con un socio de empleo global como Remote. Remote facilita la integración de tus empleados en España en cuestión de días, además de gestionar las nóminas, las prestaciones, los impuestos y el cumplimiento de la legislación local por ti. Con la entidad jurídica local de Remote en España, nos aseguramos de que cumples las leyes laborales locales sin dejar de ofrecer tu propio paquete de prestaciones personalizado de forma coherente en todo el mundo.

Ofréceles prestaciones a tus empleados en España con Remote

Contratar a miembros del equipo en otros países puede parecer complicado, pero Remote simplifica las cosas. Ayudamos a empresas de todos los tamaños a ofrecer los mejores paquetes de prestaciones a los trabajadores en España. Podemos ayudar a tu empresa a atraer el mejor talento según todas las leyes españolas y de la UE aplicables.

¿Quieres saber más sobre la contratación de trabajadores en España? Pues en la página del explorador de países de Remote dedicada a España tienes una guía rápida y sencilla sobre el país y sus leyes laborales. Con mucho gusto responderemos a cualquier pregunta que tengas para ayudarte a ofrecer la mejor experiencia a tu equipo.

Empieza a contratar con Remote, lo nuevo en RR. HH. globales

Crea una cuenta en el software de nóminas multipaís líder de G2 y comienza a gestionar la integración de tus primeros empleados en cuestión de minutos.

Empezar ya

Suscríbete para recibir las últimas
actualizaciones y entradas del blog de Remote en tu correo.